veggies

Que tu alimento sea tu medicina y la medicina tu alimento (Hipócrates, siglo V aC)

La alimentación debería ser nuestra primera y principal farmacia. Una dieta sana, equilibrada y suficiente, será la que nos permitirá preservar la salud o recuperarla en caso de enfermedad y constituirá un complemento esencial a los tratamientos médicos alopáticos o a las terapias naturales, sin perder de vista que nuestra propia singularidad requiere una aproximación dietética individualizada y respetuosa con nuestras necesidades.

El ser humano, que en su entorno natural ha seguido siempre una alimentación basada en alimentos estacionales, necesita consumir un amplio y variado abanico de nutrientes para disfrutar de equilibrio físico, mental y emocional. La dieta equilibrada debería huir de los pseudoalimentos y priorizar un elevado consumo de alimentos del reino vegetal, ecológicos y de proximidad, que la naturaleza nos ofrece en cada época del año.

Grapefruits on a wooden table.

Control de peso

El sedentarismo y el estilo de vida propio de las sociedades industrializadas, son las principales causas de sobrepeso y obesidad, tanto en la población adulta como infantil, relacionándose con el desarrollo de un gran número de enfermedades. Un peso saludable a lo largo de la vida es vital para preservar la salud, pero deberíamos huir de las dietas milagrosas que aparecen cada temporada con la promesa de conseguir rápidamente el peso ideal. A menudo son desequilibradas y generan un efecto rebote porque no fomentan la adquisición de unos buenos hábitos. En consecuencia, al cabo de un cierto tiempo, recuperamos el peso perdido o incluso lo sobrepasamos. No deberíamos hacer régimen ni dietas estrictas; lo importante es aprender a alimentarnos correctamente para mantener un peso saludable de acuerdo con nuestra constitución. La dieta individualizada, una buena educación nutricional y la práctica habitual de ejercicio físico, serán las herramientas fundamentales que nos permitirán perder peso de forma progresiva y duradera, manteniéndolo sin poner en peligro un bien tan preciado como la salud.

Prevención del envejecimiento prematuro: estilo de vida y cosmética natural

Todas las teorías, estudios científicos y corrientes de pensamiento contemporáneos o de la antigüedad, que alaban el potencial terapéutico que atesoran los alimentos, coinciden en afirmar que el alimento es fuente de vida y salud, pero también de belleza. Una belleza que aflora desde el interior y que tiene mucho que ver con nuestros hábitos alimentarios. A menudo cuidamos externamente nuestra piel, pero no nos detenemos a pensar que la juventud de los órganos y de la piel y, por tanto, la prevención de su envejecimiento prematuro, depende, en gran medida, de la calidad energética de los alimentos que nutren diariamente los billones de células que conforman nuestro organismo. Por tanto, aparte de practicar ejercicio físico y alimentar externamente la piel con cosméticos naturales, la alimentación debería ser nuestro principal cosmético. Alimentación y cosmética natural van de la mano, motivo por el cual a todas aquellas personas que me solicitan asesoramiento para prevenir el envejecimiento prematuro, les ofrezco tanto consejos dietéticos como cosméticos que les permitan disfrutar de un atractivo natural, en función de su edad.

pielsaludable

ametlles

Asesoramiento nutricional

Si buscas asesoramiento nutricional en caso de enfermedad, sobrepeso, deporte, embarazo, menopausia, vejez, prevención del envejecimiento prematuro ... o, sencillamente, deseas mantener un buen estado de salud, mejorar tus hábitos o bien seguir una dieta vegetariana o con menos proteína animal; a partir de una entrevista personal elaboraré una dieta individualizada para tí, atendiendo a tu situación particular, al tiempo que puedes dedicar a la cocina o a tus propias circunstancias y filosofía de vida, aplicando en su elaboración, tanto los principios occidentales como los de la Dietoterapia China o Ayurveda, que tienen muy en cuenta la individualidad y singularidad de la persona.